Por qué engancha el programa de Bertín

bb792d_c17b195711cb4417b2b3403453f29f43

Conseguir que sea el objeto de deseo pre electoral de los principales líderes políticos llamados a gobernar el país tras el 20D, no tener techo de audiencia superando la barrera de los cuatro millones de espectadores…, son sólo algunos de los logros que ‘En tu casa o en la mía’ de Proamagna (‘Entre todos’, ‘T con T’, ‘Viaje al corazón del ébola’), para TVE ha conseguido en su primera temporada, devolviendo a Bertín Osborne el éxito televisivo con un formato de entrevista personal por el que no muchos apostaban. ¿Dónde reside su éxito? ¿Por qué un formato, a priori, muy trillado, engancha? ¿Qué ofrece de original?

La fórmula es muy sencilla. Una producción, guión, montaje y efectos de post producción de excepcional calidad y la posibilidad de formar parte como espectador de una comida, una cena, una copa, una tarde entre Bertín, su mujer y sus hijos y sus amigos, a la postre, caras extraordinariamente conocidas ¿Interesaría en otro tipo de formato una entrevista a Carmen Martínez Bordiú, Arturo Fernández o a Marió Montero? En principio no. Son muchas sus participaciones en programas de televisión con discreta audiencia ¿Por qué nos interesa cuando es Bertín quien los entrevista?

La naturalidad de Bertín engancha, su familia, su historia, empatiza rápidamente con el espectador y hace que también nos interese lo que sus amigos le cuentan de sí mismos. Y nos da la oportunidad de conocer en su propia casa cómo parece que son, con un guión muy trabajado donde, aunque todo parezca muy natural, casi nada se deja al azar ¿Cómo es posible por tanto que una entrevista amable, sin gritos, sin polémicas, con naturalidad, en un sofá o una cocina, enganche alcanzando las mismas cotas de audiencia, incluso mayores, que formatos extremadamente agresivos con sus invitados?

bERTIN-Y-FAMILIA-MORANCOS

El espectador forma parte de la conversación entre Bertín y su invitado, es un comensal más de la paella de Carlos Herrera o de los huevos con patatas de Manuel Díaz ‘El Cordobés’. Bertín consigue que el guión pase tan inadvertido incluso en los ‘acting’ de humor, perfectamente guionizados, pero que podrían ocurrir en la misma situación en cualquier reunión de amigos.

‘En tu casa o en la mía’, con la dirección del ex director general de la RTVA, Pablo Carrasco, y la subdirección de Javier Ruiz, un talento de la nueva televisión llamado a formar parte de grandes formatos, ha conseguido que el espectador crea que forma parte de una conversación televisada e improvisada, que no note el guión y que piense en las preguntas antes de que el entrevistador, un Bertín en estado puro, las haga. Enganchando además por su sonido de fondo, una lista de covers de grandes éxitos que no sobresaltan, que suenan en la memoria del espectador y que sorprenden por su originalidad.

Proamagna ya lo intentó en TVE con ‘Entre Todos’ el programa de crowdfunding de mesa camilla que capitaneaba Toñi Moreno, intentado repetir el enorme éxito de audiencia de ‘Tiene Arreglo’ (ADM) en las mañanas de Canal Sur. Un formato sustentado en la enorme capacidad de empatizar con los invitados de su presentadora. Precisamente la misma cualidad que engancha al espectador de ‘En tu casa o en la mía’. Con una diferencia, exportar a la televisión pública nacional la idiosincrasia andaluza que tan buen resultado dio en Canal Sur fue un error.

En Andalucía, las relaciones de vecindario forman parte de la vida cotidiana y el humor consigue mitigar las peores de las situaciones personales de quien realmente lo pasa mal. Y ese carácter se volvió formato televisivo con Toñi Moreno en la televisión regional, puesto que Toñi era una vecina más, muy cotilla, pero capaz de sentir lo mismo que el invitado y traspasar la pantalla con ese sentimiento. Y en Canal Sur nadie se cuestionaba si hacer de mediador, de suplir lo que las administraciones no hacían por los que realmente lo pasaban mal, era o no políticamente correcto. Pero en TVE sí, y ‘Entre Todos’ se convirtió en un problema político para la cadena. Ahora, la productora ha encontrado el formato que cuenta con un presentador que empatiza, no ya con anónimos con problemas, sino con famosos que tienen una vida que contar.

Anuncios

Mónica Naranjo se hace un Kim Kardashian

jamas_opt

¿Me puede asegurar alguien que la de la portada del primer single ‘Jamás’ del próximo disco de Mónica Naranjo, ‘Lubna’, es ella…, la propia Mónica Naranjo? Inma Cuesta tiembla en su casa viendo esta portada sin apenas Phostoshop. Tan poco Photoshop que podría ser Mónica Naranjo o Kim Kardashian un domingo cualquiera de misa en una iglesia protestante-luterana-baptista de las Hermanitas de las Desamparadas de Gucci de Los Ángeles. Misa de 12 por supuesto, teniendo en cuenta lo sencilla que va Mónica a misa de 12, con su lentejuela negra, sus buenos guantes de pelillo por dentro y multicrucifijos, muy tendencia en abadías y conventos. Lo que John Galliano llamaría “ir de sencilla”. Lo que viene siendo el look perfecto para hacer pasteles junto a las hermanas de clausura y sacar unas perrillas para el arreglo del tejado de la capilla. Muy natural todo.

kim-kardashian-paper-2014

Sabiendo como sabemos que no es Kim Kardashian la de la portada de ‘Jamás’ (lo avalan varios estudios morfológicos realizados por distintas universidades finlandesas, con sede en los fiordos noruegos), podemos decir sin temor a equivocarnos que el nuevo look ‘gótica brilli-brilli’ de la valenciana mola porque sabemos que es ella. Que si fuera Kim Kardashian diríamos que a misa de 12 no se puede ir con semejante desfachatez de atuendo. Más que nada porque si ese pecho se saliera de su ubicación natural, no habría rosario ni aves marías que la redimieran del pecado.

Si este ha sido el adelanto de ‘Lubna’, nerviosos andamos ya a la espera de la portada definitiva del próximo disco por si subiera un peldaño y ya, en vez de parecerse a la Kardashian, quisiera parecerse a Bruce Jenner, su padrastro transexual. Por cierto, padrastro que tras la operación ha sido nombrada ‘Mujer del Año’ por la Revista Glamour

bruce-jenner-emerges-as-a-woman-on-the-cover-of-vanity-fair-call-me-caitlyn

Aunque pensándolo bien y tirando de hemeroteca, eso ya lo hizo Mónica Naranjo en sus 26 carátulas anteriores. Sea como sea, ella amenaza con hacerlo, y desde este blog estaremos encantados de que lo haga…

twit mnaranj